Seguramente, por las muchas campañas de concienciación, los colores de los contenedores de reciclaje más habituales los tengas claros. Sin embargo, teniendo en cuenta la importancia que tiene separar correctamente los residuos en las tareas del reciclaje, nunca está de más repasar conceptos mientras descubres algunas curiosidades.

De hecho, antes de hacer el listado de los contenedores de reciclaje por colores, queremos añadir que lo que en España asociamos por distintos tipos de residuos, no coincide así en el resto de países. Es decir, si por ejemplo vas a Alemania, tendrás que cambiar el chip, porque allí el vidrio se deposita en el contenedor rojo, y el papel en el verde. ¿Te parece raro? Pues esto ocurre porque no hay un acuerdo entre países, sino que cada cual ha regulado como ha considerado oportuno. Por eso, aunque aquí sepamos recitar los colores de los contenedores de carrerilla, si se sale fuera de las fronteras, más vale revisar esos conceptos. Eso sí, la regla de las tres erres sí seguirá siendo válida.

Los colores de los contenedores de reciclaje en España

Más allá de la curiosidad de cómo los colores de los contenedores pueden diferir mucho entre países, vamos a hacer el listado de las tonalidades asociadas por tipos de residuos en España que resultan más habituales:

  • Azul. En este contenedor se deposita papel y cartón. Recuerda tirarlos lo más estirados posibles y siempre, en solitario. Nada de llevarlos en una bolsa de plástico y echar esta también dentro.
  • Verde con forma de iglú. Este contenedor de reciclaje sirve para recolectar cualquier tipo de cristal. De esa manera, se podría luego reciclar para crear nuevas botellas, envases y otros productos con el mismo.
  • Amarillo. En este contenedor van todos los plásticos y los envases. Sin embargo, como verás en el siguiente párrafo, no siempre existe como tal, y en ese caso, debes considerar que la tapa amarilla aunque sea verde el contenedor, también identifica este contenedor.
  • Marrón. Este color se asocia a los residuos orgánicos, es decir, todos aquellos restos que pueden servir para elaborar compostaje. Sin embargo, no en todas las localidades es de este color. En ocasiones, es completamente verde y pone orgánico. Con lo que es lo mismo.
  • Rojo. Es poco probable que lo veas de manera habitual, ya que este contenedor está pensado para desechar residuos hospitalarios o componentes sanitarios contaminados. Requiere de un tratamiento especial, pero se habla mucho de él precisamente por la situación de pandemia en la que nos encontramos.
  • Gris. En este contenedor se desecharían los restos, es decir, lo que no tenga cabida en ninguno de los anteriores.

Sin embargo, aunque estos contenedores de reciclaje son la clave para separar bien todos los residuos que se generan, no siempre aparecen así en las localidades. De hecho, si no se vive en el centro de la ciudad, lo más habitual es tener dos contenedores verdes, uno del todo y otro con tapa amarilla en los que se deben separar residuos orgánicos (al verde), de los inorgánicos. El papel y el cristal, al menos, deberían guardarse en bolsas para acumularlos en casa y llevarlos luego -con tiempo porque generalmente no están cerca-, al respectivo contenedor. Aunque resulte en un proceso más complicado, con ese gesto se está haciendo mucho por el medioambiente.

Otros contenedores de reciclaje igualmente importantes

Probablemente si te consideras un experto en el reciclaje y eres de los que ya ha interiorizado eso de separar correctamente todos los residuos, te falten algunos contenedores de reciclaje en ese listado que también son bastante comunes actualmente. Hablamos sobre todo de esos pequeñitos que suelen estar al lado de los de vidrio en los que se recogen las pilas utilizadas. Ten en cuenta que estos elementos son unos de los que más contamina.

Por otro lado, los contenedores de reciclaje de ropa son también fundamentales, ya que de esta manera la ropa puede tener una segunda vida, ya sea en mercados de segunda mano, ya sea de manera solidaria como donación para los que tienen menos recursos, o ya sea a través de su reutilización para convertir esa tela en una materia prima reciclada.

Y por último, están los contenedores de aceite. De ellos hemos hablado mucho en nuestro blog y si todavía no reciclas el aceite en casa, deberías echar un vistazo a: preguntas habituales sobre dónde tirar el aceite usado y las características de los contenedores de aceite usado.

 

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.