Seguramente habrás oído más de una vez esa ley de las r del reciclaje. Sin embargo, hoy nos proponemos concienciar sobre la importancia que tiene en el sector de la hostelería, así como acciones fáciles de llevar a cabo con las que se puede colaborar en la conservación del medio ambiente.

Las tres r del reciclaje: un lema con más de 15 años de historia

Es cierto las tres r del reciclaje se nos han quedado grabadas a muchos y su significado es bastante conocido por la población en general. Sin embargo, dado que las vamos a aplicar en el sector hostelero, nos parece una buena manera de rendirle homenaje a un lema que nos ha hecho a todos más conscientes recordando de dónde viene.

Corría el año 2004 cuando se estaba celebrando la cumbre del G8, por aquel entonces en Estados Unidos, cuando Japón como miembro decidió llevar entre sus argumentarios una de las propuestas que había hecho antes la organización medioambiental Greenpeace. Precisamente en ella se recogían las tres r del reciclaje como claves para concienciar a la sociedad, y a los gobiernos, para un uso responsable de los recursos con el objetivo de hacer sostenible el planeta.

Desde entonces, la mayoría olvidó el origen de esa regla de las tres r que son reducir, reutilizar y reciclar, pero a todos se nos quedaron grabadas las iniciales y las palabras clave que las incluyen.

Las tres r del reciclaje en la hostelería: Reducir, reutilizar y reciclar

cuáles son las las tres r reciclajeProbablemente la hostelería, y sobre todo, sus propietarios, se comprometerían más con el medioambiente si se le pusiese fácil hacerlo. Es decir, si de alguna manera se fomentase a nivel de sector el uso de ciertas técnicas o prácticas que consigan tener un impacto medioambiental positivo. Eso es un poco lo que pretendemos hacer en Dónde Comer Sano como asociación de restaurantes sostenibles. De hecho, te recomendamos echar un vistazo a las ventajas de pertenecer a nuestra red si aún no lo has hecho.

  • Reducir. Como tal en hostelería podríamos entender evitar al máximo el número de elementos que van a terminar conviertiendose en un residuo. En realidad, la restauración es uno de los sectores que más a menudo apuesta por esta fórmula, aunque la mayor parte de las veces no sean conscientes de ello. Al comprar al por mayor, el número de plásticos y envases de un solo uso se reduce de forma considerable. Pero aún se puede hacer mucho más apostando, por ejemplo, por productos de limpieza más ecológicos o que se rellenen; eliminando los plásticos considerados muy contaminantes antes de que la normativa próxima esté vigente, como las pajitas; o incluso, con acciones orientadas a la compra de utensilios de alta calidad que alargarán su vida útil muchos más años.
  • Reutilizar. La reutilización es otra de las máximas de la hostelería que la mayor parte de propietarios ponen en marcha en su día a día sin ser conscientes. Por ejemplo, el uso de botellas de cristal rellenables, cosa que es poco habitual en otros sectores. Pero, obviamente, se puede hacer más. Por ejemplo, dando un toque decorativo divertido y ecológico a tu local reutilizando botellas de cristal como floreros u objetos de decoración. En la red hay cientos de ideas y verdaderas creaciones inspiradoras que seguro serán agradecidas por tus clientes.
  • Reciclaje. La máxima de reciclar se concentra en utilizar una sustancia que es un residuo para transformarla en otra materia a la que se le da un nuevo uso. En ese sentido, el sector de la hostelería es uno de los mayores generadores de aceite usado, dado que es un ingrediente clave en sus cocinas. Y, precisamente en ese sentido, Dónde Comer Sano puede ayudarles poniendo a su disposición una red certificada para su recogida y posterior transformación siguiendo la normativa y garantizando el proceso.

A veces, dejamos de pensar que somos el motor del cambio de tendencia en el cuidado del planeta porque las acciones pequeñas parece que no tienen un efecto real. Sin embargo, si todo el mundo se compromete, aunque sea con cuestiones cotidianas, el cambio sería realmente inmenso. De hecho, son precisamente esas cosas pequeñas las que se pueden hacer todos los días. Y es en una lucha día a día que de verdad se consiguen los cambios que realmente importan.

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.