Probablemente no haya que hacer una carta de presentación de los vinos de Ribera del Duero porque son más que conocidos dentro y fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, pese a ser un producto de alta calidad y con una fama más que ganada, todavía son muchos los consumidores que tienen dudas sobre la denominación de origen. Y hoy, en Dónde Comer Sano queremos rendirles un tributo especial repasando conceptos útiles que te permitirán disfrutar aún más de ellos.

El maridaje de los vinos es uno de los asuntos más interesantes, sobre todo para una red como Dónde Comer Sano en la que puedes encontrar restaurantes sostenibles en todo Castilla y León. Sin embargo, queremos comenzar esta serie de artículos de blog sobre productos de la tierra con conceptos más básicos sobre vinos de Ribera del Duero. Una especie de guía a la que acudir para solventar tus dudas más esenciales. ¿Vamos con ello?

 

Vinos de Ribera del Duero: la denominación de origen

Cuando adquieres uno de los vinos de Ribera del Duero, que está identificado en la contraetiqueta, apuestas por una calidad que se avala a través del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero. La contraetiqueta lleva siempre un número que señala la autenticidad y, además, permite saber qué tipo de vino se va a consumir. Sin embargo, el cambio que supuso la presentación de vinos de Ribera del Duero blancos en 2019 simplificó los tipos de etiquetas, desapareciendo la llamada “Rosado”. Ahora, podrías encontrar en el mercado estas cuatro:

  • Cosecha. Son los también conocidos como vinos jóvenes. Es decir, son vinos que se elaboran con las uvas de la cosecha de dicho año y que, generalmente, ofrecen sabores más suaves y afrutados. Sin embargo, para que puedan llevar la etiqueta, han de cumplir con toda la normativa del consejo regulador en cuanto a variedades de uva, tamaño de las mismas y acidez indicada.
  • Crianza. En este caso, para poder llevar la etiqueta, los vinos de Ribera del Duero tintos deben permanecer al menos 12 meses en barrica de roble y se pone en el mercado al menos a partir del 1 de octubre desde el segundo año tras la vendimia. Para los blancos, el tiempo total son 18 meses desde la vendimia y al menos 6 en barrica.
  • Reserva. Se habla de vinos mucho más intensos porque han permanecido al menos 12 meses en barrica, pero cuya comercialización no se realiza sino a partir de octubre del tercer año tras la vendimia. Los blancos requieren de 24 meses, siendo al menos 6 en barrica.
  • Gran Reserva. Son vinos de Ribera del Duero que ya adquieren unos aromas terciarios muy vivos por su envejecimiento. Llegan al mercado a partir del quinto año tras la vendimia. Para los blancos, el consejo regulador establece al menos 48 meses, siendo 6 al menos en barrica.

DO Vinos de Ribera del Duero

Los mejores vinos de Ribera del Duero

Cabe señalar que en el mundo de los vinos, incluidos por supuesto los vinos de Ribera del Duero hay una serie de mitos que debemos combatir. Un vino no es mejor por llevar más tiempo en barrica. Un vino no es mejor por ser de una u otra marca. De hecho, todos los vinos que llevan la etiqueta de la denominación de origen siguen unas estrictas normas para ser elaborados. ¿Entonces, qué vino elegir?

Dentro de la enorme variedad de matices en el sabor que implican las variedades de uva permitidas, las que le dan los viñedos y las zonas climáticas, así como el buen hacer de cada marca para obtener los mejores resultados, es el consumidor siempre el que elige. El vino que más te guste, ese es el mejor para ti.

Sin embargo, bajo esa tesis, si siempre compras el mismo, es probable que te estés perdiendo otros vinos realmente buenos de Ribera del Duero. Y por ello, te recomendamos siempre que puedas probar. Al acudir a un restaurante que ofrece carta de vinos, pregunta siempre por el que te recomiendan. Cuéntales cuáles son tus preferidos, porque seguro que eso ayuda a que elijan uno con matices parecidos con el que acertar seguro.

Restaurantes y vinos Ribera del Duero

La relación entre el mundo de la hostelería y el vino Ribera del Duero es una tradición. De hecho, en casi todos los restaurantes de la región se ofrece una carta de caldos locales y, en muchos locales, recomendaciones de maridaje. Desde Dónde Comer Sano te invitamos a confiar en los hosteleros para probar nuevos vinos que nunca antes hayas degustado y sorprender a tu paladar con los productos de la tierra.

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.