Tordesillas es una localidad situada en la provincia de Valladolid. Con una población de casi 9.000 habitantes, está situada a 704 metros sobre el nivel del mar y ostenta los títulos de «Muy ilustre, antigua, coronada, leal y nobilísima villa». Se trata de un municipio con mucha historia y que, por lo tanto, alberga un gran número de monumentos que bien merecen una visita, como la Muralla, el Monasterio de Santa Clara o la Iglesia de San Antolín.

Aunque no se conoce a ciencia cierta cuál es el origen de Tordesillas, se han encontrado asentamientos en los alrededores que datan de los siglos V y III a.C. Existen diferentes teorías acerca de cuál es el origen del nombre del municipio. Hay quienes señalan que se debe a la “Torre de Silla”, mandada construir por el procónsul romano Quinto Cecilio Metelo. Otros dicen que procede de la época árabe y se deriva de “Thor Shilah” que significa “Fortaleza de los Shilanes”. Y, por último, la teoría más aceptada de todas: el origen de Tordesillas se remonta a la Edad Media, cuando aparece con el nombre de “Autero de Sellas” en un documento del año 909.

Principales monumentos de Tordesillas

Si te apetece descubrir el pueblo vallisoletano de Tordesillas, hay muchos monumentos que tienen un gran valor histórico. Estos son los más destacados.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor es el corazón neurálgico de Tordesillas, y el origen de la estructura actual se remonta al siglo XVII. De forma cuadrada, está portacada y las casas tienen abajo los locales de los comercios. Una típica plaza castellana en la que se encuentra el Ayuntamiento.

Iglesia de Santa María

Declarada Bien de Interés Cultural en diciembre del año 1983, es una iglesia que mezcla los estilos gótico y escurialense. Es el templo religioso más grande e importante del municipio, y la nave está dividida en cuatro tramos. La torre fue dura siglos el punto de vigía de Tordesillas. Merece la pena acceder al interior para observar el retablo mayor y la talla de la Asunción.

Iglesia de San Antolín

Si visitas Tordesillas te recomendamos conocer la Iglesia de San Antolín, en cuyo interior se encuentra la tumba de los Alderete. La iglesia fue construida entre los siglos X y XVIII y su principal atractivo es la capilla de los Alderete.

Casas del Tratado

La construcción fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 1996. Está formada por dos palacios anexos, en los que se llevó a cabo la firma del Tratado de Tordesillas a finales del siglo XV. Sobre la puerta de la casa más antigua se encuentra el escudo real de los Reyes Católicos. Los palacios fueron restaurados con motivo de la Conmemoración del V Centenario del Tratado de Tordesillas, y actualmente se utilizan para actividades turísticas y culturales.

Muralla

En su momento rodeaba la totalidad de la villa y tenía un carácter tanto militar como fiscal. Tenía cuatro puertas principales, que coincidían con los puntos cardenales. Actualmente sólo se conserva la Torre de Sila y varios lienzos.

Monasterio de Santa Clara

Y, por último, una de las visitas más importantes en Tordesillas es el Monasterio de Santa Clara. Fue construido sobre un antiguo palacio mudéjar en el siglo XIV por Alfonso XI de Castilla. Posteriormente, su hijo, Pedro I el Cruel, lo reformó y se lo cedió a sus hijas, Isabel y Beatriz, quienes lo transformaron en un convento.

Uno de los mejores momentos para visitar Tordesillas es el primer din de semana se octubre, cuando se celebra el Mercado de la Edad Media. Las calles del casco antiguo retroceden a varios siglos atrás. Los artesanos venden sus productos y las calles se llenan de señores feudales, monjes, malabaristas, mendigos, trovadores…

Los platos más típicos de Valladolid

Si visitas Tordesillas, te recomendamos al 100% que pruebes alguno de los platos más típicos de la gastronomía vallisoletana:

  • Sopa de ajo: un plato de cuchara que sirven en muchos restaurantes del pueblo y que es perfecto para combatir las bajas temperaturas del invierno. Se trata de una receta muy antigua que se elabora con ajos, pan del día anterior, pimentón, aceite y huevos.
  • Patatas a la importancia: esta es una de las recetas más típicas no sólo de Valladolid, sino de toda Castilla y León. Para elaborarla, los ingredientes son los siguientes: patatas, huevos, harina, cebolla, vino blanco, ajo, perejil, sal y aceite de oliva.
  • Asado de lechazo: se trata de un asado de cordero del que se puede disfrutar en cualquier momento del año.

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.