La Santa Espina es un municipio de la provincia de Valladolid. Es un pueblo perteneciente al municipio de Castromonte, el cual a su vez forma parte de la comarca de los Montes Torozos, conocida por su patrimonio medieval y su gran historia. 

Por este motivo, este municipio tiene un montón de lugares que no puedes dejar de visitar. ¿Quieres conocerlos? Pues te vamos a enseñar qué puedes ver en este lugar. 

Lugares para ver en La Santa Espina (Valladolid)

Santa Espina Valladolid
Fuente foto | Wikipedia

Si vas a pasar por este lugar, no dudes en hacer estas fantásticas paradas en el camino:

Los senderos de Los Montes Torozos

Al estar situada en medio de Los Montes Torozos, esta localidad tiene rutas de senderismo que merecen la pena. Para informarte de ellas, acude a la oficina de turismo de la localidad, situada frente al monasterio. En concreto, hay dos rutas que destacan por encima del resto y que deberías recorrer. 

La Senda del Pantano

Esta senda nos lleva desde el Monasterio hasta la presa del pantano. Para ello, tenemos que bajar por la zona del monasterio, entrando al monte y llegando hacia la carretera de Castromonte. Cruzando encontraremos una vereda que es paralela, con numerosa flora y fauna. 

 

El camino está señalizado hacia la presa, donde encontraremos mucha más flora y fauna si cabe. En lo alto de la ladera se pueden encontrar unas ruinas conocidas como “El Fuerte», además de las ruinas de un viejo molino. Es considerada de dificultad media, con 9 km de recorrido y bajo desnivel. 

Camino de La Granja

El Camino de La Granja de La Santa Espina es un camino que nos lleva a “La Granja”, una casona de piedra que sirvió como explotación agrícola de los monjes. El camino se realiza paralelo a la carretera de San Cebrián, pasando junto al Cementerio. Luego  se puede seguir subiendo por el Valle de Sobravíos, repleto de flora y faunas, hasta llegar a la Fuente de la Marquesa y el “chalet de piedra”, situado arriba del todo. 

Es un camino de 8 kilómetros, con dificultad muy baja y sin apenas desnivel. Además, podremos volver por el Camino de los Almendros y tener magníficas vistas del monasterio. 

Monasterio de La Santa Espina (Valladolid)

El lugar por el cual es más conocida esta localidad es el Monasterio de La Santa Espina. De hecho, la localidad se construyó en torno al monasterio, comenzando en el año 1967. 

Declarado Bien de Interés Cultural en 1931, destaca por su mezcla entre románico y gótico, con algunos añadidos barrocos del siglo XVIII. 

Muy cerca de él tuvo lugar el famoso encuentro entre Felipe II y Juan de Austria, el cual se produjo el 28 de septiembre de 1559. En la actualidad, se utiliza como Escuela de Capacitación Agraria, además de una exposición de insectos de los cinco continentes. 

Estamos ante un monasterio perfectamente conservado, con una muralla del siglo XVI que lo rodea y dos claustros, el de la hospedería y el procesional. Este último tiene la sala capitular, una estancia muy sobria y perfectamente conservada. 

La parte más antigua es la sacristía. Construida a comienzos del siglo XIII, es de estilo románico tardío y es por donde se empezó a construir el lugar. Su iglesia tiene partes originales del siglo XIII con estilo protogótico, pero tiene otras partes del siglo XVI de estilo renacentista. Otra cosa que se añadió a posteriori es la fachada, que data del siglo XVIII y que destaca por sus dos torres gemelas.  

Su retablo original desapareció con la invasión napoleónica, pero se trajo uno del Monasterio de Santa María de Retuerta. Finalmente, destacar las capillas, estando la Capilla de los Vega (estilo gótico del siglo XV), la CApilla de las Reliquias (del siglo XVII) y la Capilla de San Rafael (siglo XVI)

Centro de Interpretación de la Vida Rural

El Centro de Interpretación de la Vida Rural es otro lugar que debes visitar en La Santa Espina. También conocido como el Museo de Aperos del Ayer, es una recreación excelente del ciclo de la agricultura. Está anexionado al monasterio, así que no tiene pérdida. 

En este lugar, dividido en varias estancias, se ven todas las labores agrícolas según la estación del año. Además, hay una sala de exposición que muestra los oficios que se han ido perdiendo. Por si fuera poco, han conseguido recrear lugares como la panadería, una antigua quesería o una fragua, además de un corral y un porche de acarreo. 

En algunas ocasiones, se realizan jornadas temáticas para recrear actividades con mayor detalle. Por ejemplo, en el mes de julio es habitual recrear la siega y trilla de forma tradicional. 

El Camino de Santiago pasa por La Santa Espina

Si estás haciendo el Camino de Santiago desde Madrid, seguramente conozcas esta parada. Aunque el modo tradicional de proceder es acudir de Peñaflor de Hornija hasta Castromonte por este lugar, es normal para el peregrino desviarse hacia esta localidad. 

De hecho, para eso está el Punto de Acogida Municipal, el cual sirve para que el peregrino se aloje y se asee. Es más, tiene conexión gratuita a internet. Además, podrás sellar tus credenciales y aprovechar para visitar el resto de lugares de la ruta. 

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.