Seguimos dejándonos tentar por nuestras localidades y en este caso, en la que ya empieza a ser bien conocida sección de los pueblos más bonitos y recomendables para visitar en Castilla y León nos vamos directamente a Lerma. Aunque te contaremos las razones para visitarlo si aún no lo has hecho, e intentaremos volver a inspirarte para que vuelvas si ya lo conoces, seguro que te interesa visitar también nuestros otros post sobre lugares rurales increíbles en nuestra región. Por el momento nos hemos ido ya a Maderuelo, a Covarrubias, a Puebla de Sanabria y Mogarraz. Te recomendamos estar atento a nuestro blog y a nuestras redes sociales, porque seguiremos apostando por descubrir más pueblos bonitos de la tierra, para tener más motivos para estar orgullosos de ser de aquí.

Lerma: más allá del título de uno los pueblos más bonitos de España

 

Lerma es un pueblo que se sitúa en la provincia de Burgos, en la zona conocida como vega del río Arlanza. Cuenta con poco más de 2500 habitantes y puede presumir de tener un entorno urbano pequeño en el que encontrar de todo, así como espacios verder y abiertos en los que desconectar de lo demás para conectar de nuevo con la naturaleza. Es quizás uno de esos lugares que cualquiera que pudiese trabajar en remoto, ahora que empieza a ser una tendencia, elegiría para quedarse.

Para nuestros lectores que tengan cierta predilección por los títulos, hemos de decir que Lerma tiene algunos bastante relevantes, tanto a nivel patrimonial como de turismo. De hecho, está considerado como villa y ostenta el estatus de Bien de Interés Cultural. Además, en el pasado, fue ducado, y por eso todavía hoy en día se hace en muchas ocasiones referencia como Villa Ducal de Lerma. Por si todo esto fuera poco, en 2018 consiguió el reconocimiento de “Uno de los Pueblos más Bonitos de España”. Casi nada, ¿eh?

Lerma es un lugar en el que la arquitectura brilla por sí sola. De hecho, tanto su Plaza Mayor como su Palacio Ducal son verdaderos monumentos que visitar. Además, hay un gran patrimonio religioso, entre los que destacan el Convento de San Pedro, el Convento de San Blas y el Convento de Santa Teresa.

Para aquellos que se sienten más atraídos por las fiestas históricas, en la villa de Lerma se celebra durante el mes de agosto la Fiesta Barroca que, además, ha sido reconocida como de Interés Turístico Cultural. Y precisamente hablando de cultura, es probable que identifiques Lerma en algunas películas como por ejemplo Prisioneros de guerra (1938), El Lazarillo de Tormes (1959) o El segundo poder (1976). De hecho, en el 2010 organizaron en la localidad un concurso de cortometrajes en los que era condición que el rodaje se llevase a cabo en dicha ubicación.

Villa de Lerma

La zona de los alrededores de Lerma

Los fans de la naturaleza serán también muy afortunados si se deciden a visitar Lerma. De hecho, este pueblo está situado a casi 1000 metros de altura y su orografía la marca el río Arlanza, que lo recorre de este a oeste. Precisamente ese dibujo de su cauce, marca no solamente a la zona más urbana, sino también a todos los alrededores. En algunos de sus caminos y paseos, se pueden visualizar escenas en las que él es el protagonista y que sin duda muestran la inmensidad de lo natural. Aunque seguramente sean más que dignas de foto, te recomendamos disfrutarlas en la realidad porque hay pocos lugares con unas panorámicas tan alucinantes.

Lerma es más que uno de los lugares más bonitos de la geografía

Seguramente mientras buscamos en lugares lejanos espacios en los que reconectar con lo natural, mientras nos dejamos tentar por la cultura, nos olvidamos de las maravillas que están cerca de casa. Por eso te invitamos a disfrutar de Lerma, y de todos esos pueblos de Castilla y León que tienen un encanto muy especial y que, al menos nosotros, no nos cansaremos de promover.

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.