Si tuviéramos que nombrar la calle más famosa de Zamora, sería la Calle de los Herreros. Esta vieja calle empedrada, perteneciente al casco antiguo de la ciudad, se ha convertido en un lugar de fiesta nocturna y tapeo por excelencia, siendo de obligada visita si vas a pasar por la ciudad. 

¿Qué tiene de particular esta calle? Precisamente eso es lo que veremos hoy, contándote todo sobre ella. Te enseñaremos los mejores locales de la zona, cómo llegar hasta ella y también veremos monumentos cercanos a la misma para hacer turismo. 

Todo sobre la Calle de los Herreros

Calle de los Herreros en ZamoraAntes de visitar esta calle, deberías saber lo siguiente:

  • ¿Dónde está?
  • Mejores tapas
  • Monumentos cercanos

¿Dónde está?

La Calle de los Herreros pertenece al casco antiguo de Zamora. Está situada en el lado norte del Río Duero en la ciudad, siendo una calle peatonal pegada a la Plaza Mayor de la ciudad, al lado de la Iglesia de San Juan de Puerta Nueva. Se puede acceder a través de allí o por la parte sur, a partir de la Plaza de Santa Lucía. 

Al ser todas calles peatonales, no podrás aparcar el coche directamente allí. Puedes hacerlo en la Avenida del Mengue, situada a orillas del río Duero, donde existen varios aparcamientos a tu disposición. También puedes dejar el coche en la parte norte, en calles contiguas donde aún pueden circular vehículos como la Calle Costanilla. En cualquier caso, te tocará caminar durante algunos minutos para llegar a la calle principal. 

Mejores tapas de la Calle de los Herreros

Lo mejor que tiene esta calle son sus tapas y su oferta de ocio nocturno en general. Ahí tienes lugares de copas como Opera Pub, el Pub Moli o Bar Jalisco, así como lugares de tapeo como el Bar Los Abuelos, Bar Canela en Rama, Bar El Tronko o locales de rock como La Bodeguilla. En general, hay oferta de ocio diurno y nocturno para todos los gustos. 

En la calle, conviven en armonía locales de copas y de tapas. Podrás tomar tapas muy originales, como zanahorias cocidas con cítricos y pimentón, codorniz en escabeche con pimienta, croquetas de morcilla o tosta de anchoa ahumada sobre mousse de berenjena. 

También tienes tapas más clásicas, como mejillones en escabeche, huevos camperos estrellados con patatas, quesos típicos de Castilla y León y verduras con jamón, entre otras exquisiteces. Algunas de estas tapas van incluidas en la consumición y otras se pagan, pero suelen tener precios económicos que rondan los 3 euros en la mayoría de casos. 

Monumentos cercanos a esta calle para ver

Como no todo en la vida es salir de fiesta y comer, también se pueden ver muchas cosas cerca de la Calle de los Herreros de Zamora. De hecho, la propia calle es un monumento en sí misma, con sus calles empedradas y sus particularidades, como un mural urbano. Cerca de ella hay otros dos murales, siendo el de Doña Urraca, el Mural de la zapatería tradicional y el Mural de Quetzal. 

Además, está muy cerca de calles históricas del centro de la ciudad como la Calle de Balborraz, así como de edificios. Podrás ver el Ayuntamiento viejo de Zamora, un edificio porticado del siglo XV, así como la Casa Faustina Leirado, el Antiguo Palacio Provincial, el Teatro Ramos Carrión de Zamora, la Estatua de Viriato en la plaza que lleva su nombre y el Monumento al Merlú. 

¿Sirven buenos vinos en la Calle de los Herreros de Zamora?

Si por algo conocemos a Zamora es por la calidad de sus vinos, siendo la principal atracción turística en la zona. Si quieres probar todos estos vinos y degustar el manjar original de la zona, tienes muchos locales para hacerlo en esta zona. 

 

Por ejemplo, tienes vino de DO Toro, de bodegas como Divina Proporción. Tienes otros vinos como el vino “Tritón”, también DO Toro y el de la Sierra de la Culebra, todos ellos con precios que no son demasiado excesivos para el bolsillo. Una copa de estos crianza suele costar entre 2 y 3 euros, incluyendo muchas veces la tapa. 

 

Además, ponen otros vinos como el Cinco de copas, también DO Toro y vinos ecológicos como el Terra d´uro, entre otros. También tienen vinos de DO Arribes del Duero, unos vinos que no tienen nada que envidiar a los de Toro y que también son de la zona. 

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.