Si te apetece hacer una escapada por Castilla y León, Caleruega es un destino que te enamorará. Un pueblo de la provincia de León que ha tenido una especial importancia en el Reino de Castilla a lo largo de la historia, y que en la actualidad suma 420 habitantes. El hecho de que haya sido un municipio tan relevante hace que en la actualidad albergue numerosos monumentos civiles y religiosos cuya visita merece mucho la pena, como el Conjunto Monumental de Santo Domingo o la Vía Romana.

El origen de Caleruega se remonta al siglo X, en la época de la Reconquista. Se fundó como una villa amurallada con el torreón de los Guzmanes como eje central. Durante el destierro de El Cid Campeador en el siglo XI, pasó por la villa. La leyenda cuenta que en la Peña de San Jorge había un gran número de cuevas que los moros utilizaban para refugiarse hasta que encontraban el momento oportuno para atacar al pueblo. Cuando llegó El Cid Campeador consiguió expulsarlos.

A partir de la década de los 50 del siglo XX fueron muchos los habitantes de Caleruega los que se marcharon hacia las grandes ciudades, como Barcelona, Madrid o Burgos capital. En los años 90 regresó el dinamismo económico a la villa gracias a la recuperación del patrimonio histórico y artístico, convirtiéndola en un destino de referencia en la provincia de Burgos.

¿Qué ver en Caleruega? Principales monumentos

En tu visita al municipio burgalés hay varias visitas que son muy importantes.

Conjunto monumental de Santo Domingo

El principal emblema de la localidad. Se compone de una serie de edificios religiosos de gran interés turístico y artístico.

  • Parroquia de San Sebastián: su origen se remonta al siglo XII y es de estilo románico. Se conservan algunos elementos de la edificación original, como el campanario. En el interior hay varias tallas como la de la Virgen de la Candelaria. Santo Domingo recibió el bautismo en este templo, aunque la pila bautismal que hay en la actualidad no es la original.
  • Convento de los Dominicos: es el edificio más reciente ya que se erigió a mediados del siglo XX. Te recomendamos visitar el museo y la bodega de la Beata Juana, una representación del que se dice que fue su milagro.
  • Real Monasterio de Santo Domingo de Caleruega: a día de hoy en el monasterio viven las monjas dominicas. Fue construido en el siglo XIII y en el claustro está el sepulcro de la infanta Leonor, hija de Alfonso X el Sabio y Violante de Aragón.
  • Torreón de los Guzmanes: construida durante el siglo XII fue una torre de defensa. Las vidrieras fueron retiradas durante las tareas de restauración.

Ermita de las Candelas

Hasta la segunda mitad del siglo XX existió la ermita de las Candelas a las afueras del pueblo. En un principio estaba dedicada a la Virgen de los Huertos, aunque terminó por ser la de las Candelas. A día de hoy no queda nada de ella, aunque hay un monolito que habla de la historia del templo.

Vía Romana

Por el pueblo burgalés cruza una antigua calzada romana que hace siglos comunicaba la actual Tarragona con Astorga, en la provincia de León.

Peña de San Jorge

Más allá de los monumentos, elegir Caleruega como destino para una escapada de Castilla y León es una gran idea por su entorno natural. La Peña de San Jorge es la montaña más importante de la localidad, y en ella se encuentran buena parte de las bodegas. Hay varias rutas de senderismo para conocer la flora y la fauna de la zona.

Disfruta de la gastronomía burgalesa en Caleruega

Para aprovechar al máximo los días de descanso, también te recomendamos hacer turismo gastronómico en la localidad. Toma nota de algunos consejos para encontrar un bar con garantía de sostenibilidad, y recuerda cuáles son los principales platos de la cocina de la zona.

La morcilla es un embutido muy típico de la provincia de Burgos. Se elabora con sangre de cerdo y arroz, además de manteca de cerdo, cebolla, pimienta, pimentón, sal y diversas especies. Se puede preparar de diferentes formas.

También te recomendamos probar el plato conocido como olla podrida. Aunque no suene muy apetecible, es una delicia. Un plato de cuchara con las alubias rojas como ingrediente principal. Se cocinan en una olla de barro junto a carne, arroz, chorizo, oreja y morro de cerdo.

Y, por último, la sopa burgalesa, que se prepara con cordero y colas de cangrejo de río. ¡Perfecta para tomar en invierno!

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.