Monteagudo de las Vicarías

Monteagudo de las Vicarías es una de las mejores localidades de Castilla y León para disfrutar de una escapada rural. Situada en la provincia de Soria, tiene una población de 176 habitantes, y es Zona Especial de Protección de Aves. Un destino muy recomendado para desconectar de la naturaleza en esta villa. Su origen data de mediados del siglo XII y tuvo un papel muy importante durante la Guerra Civil entre Enrique Trastámara y Pedro I El Cruel.

La mejor época para conocer el pueblo es en otoño y primavera, cuando las temperaturas son más agradables. A pesar de su pequeño tamaño es una localidad que tiene mucho que ofrecer a los visitantes, en un entorno tranquilo y lleno de encanto. Un tesoro oculto que te recomendamos descubrir.

Monumentos más importantes de Monteagudo de las Vicarías

Castillo

El castillo del pueblo soriano fue construido casi en su totalidad por Juan Hurtado de Mendoza en la primera mitad del siglo XV. Destacan tres torres, una de planta cuadrada, otra circular y una última hexagonal. En su interior albergó una galería porticada del siglo XVI.

Iglesia de Nuestra Señora de la Muela

El principal templo religioso de Monteagudo de las Vicarías es la Iglesia de Nuestra Señora de la Muela. Fue construida a finales del siglo XV, y la fachada principal es impresionante. Merece la pena visitar su interior de una sola nave, con bóvedas góticas. Lo más destacado es un retablo renacentista de 1633.

Ermita de Nuestra Señora de Bienvenida

A las afueras de la localidad, en la carretera que la une con Fuentelmonge, se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de Bienvenida, uno de los monumentos más importantes y visitados. Fue construida antes del siglo XVI , aunque ha sido reformada en diversas ocasiones a lo largo de la historia. Cuenta con una única nave rectangular y el retablo barroco tiene un gran valor histórico y cultural.

Torre de Martín González

En la actualidad de la Torre de Martín González sólo quedan restos porque fue destruido casi en su totalidad. En su época fue una fortaleza de guarnición de estilo gótico. A día de hoy es posible apreciar restos de aposentos y plantas, así como un túnel subterráneo. Los historiadores datan su origen entre los siglos XII y XIII, durante el reinado de Alfonso VIII.

Ermita de Nuestra Señora de la Torre

Al lato de la Torre de Martín González se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de la Torre, que se cree que en su día fue el templo de un pequeño poblado. Lo más curiosos es que originariamente la línea que separa Castilla y León de Aragón pasaba justo por mitad de la nave.

Recientemente Monteagudo de las Vicarías ha sido nombrado uno de los pueblos más bonitos de España. Pasear por sus estrechas callejuelas empedradas es como hacer un viaje en el tiempo. Para conocer de primera mano los usos y costumbres de la zona, es de especial interés visitar el Museo Etnológico, situado en la carretera a Gomara. Alberga antiguos objetos de lambraza y de cocina, así como trajes típicos.

Para estar en contacto con la naturaleza nada mejor que el Pantano de Monteaguado de las Vicarías, el embalse más antiguo de España. Una zona húmeda de gran interés, donde anidan decenas de especies de aves. En los meses de invierno abundan las grullas, que se concentran en las orillas para descansar.

¿Qué comer en Monteagudo de las Vicarías?

Además de disfrutar del turismo histórico, cultural y natural, en la villa soriana también es posible degustar lo mejor de la gastronomía de la zona. Puedes encontrar un bar con garantía de sostenibilidad para probar los platos típicos, que son los siguientes:

  • Migas de pastor: un plato tradicional en muchas zonas de España, aunque con algunas diferencias en cuanto a los ingredientes. Tal y como su propio nombre indica, antiguamente era un plato humilde de postores. Los ingredientes son chorizo, pan seco, panceta, ajo y sal.
  • Caldereta: la caldereta soriana es un plato muy contundente que se suele tomar en los meses de invierno. Para elaborla se utiliza carne de cordero, verduras, pimentón, aceite y sal.
  • Cangrejos: en los meses de verano muchos bares y restaurantes de la provincia ofrecen a los comensales cangrejos a la soriana. Lo más especial de este plato es la salsa, elaborada con cebolla, aceite de oliva, tomate natural triturado, azúcar, pimienta blanca, perejil y ajo.

En definitiva, Monteagudo de las Vicarías es un destino rural que merece mucho la pena.

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.