Si te apetece hacer una escapada por la provincia de Palencia, Ampudia es el destino perfecto para ti. Un precioso pueblo medieval situado en la comarca de Tierra de Campos que llegó a tener 16.000 familias. En la actualidad residen 606 habitantes. En 1965 el núcleo urbano fue declarado Conjunto Histórico-Artístico gracias a sus monumentos y a sus calles porticadas.

¿Qué ver en Ampudia? Principales monumentos

Las dos calles más importantes de Ampudia son Corredera y Ontiveros, ambas porticadas y declaradas Bien de Interés Cultural. Las casas están construidas sobre columnas de piedra o troncos de árboles formando soportales. Es una construcción muy típica de la comarca de La Tierra de Campos, y lo más curioso de todo es que se mantienen en pie desde el siglo XVIII, e incluso algunos postes se levantaron en el siglo XIII. Originalmente las casas eran de adobe y ladrillo, aunque en la actualidad están pintadas de tonos ocres y beige.

El Castillo es el principal emblema del pueblo palentino. Es una de las fortalezas más bellas y mejor conservadas de Castilla y León, y fue catalogada Monumento Nacional en el año 1931. La Torre del Homenaje y el Patio de Armas son sus principales atractivos, y alberga un Museo en el interior. Merece la pena visitarlo ya que hay expuestos restos arqueológicos de gran importancia y una colección de arte antiguo de España. Por el Castillo de Ampudia han pasado personajes tan ilustres como Carlos V, el rey Fernando el Católico y Doña María de Molina.

Paseando por el casco urbano te encontrarás con la Iglesia Colegiata de San Miguel, una construcción de estilo gótico-renacentista de finales del siglo XV y principios del XVI. Te recomendamos acceder a su interior para ver la Capilla Mayor.

En la Capilla de Santa Ana lo que más llama la atención es la representación de Santa Ana, la Virgen y el Niño en alabastro de la mano de Vasco de la Zarza. Otro de los monumentos religiosos más importantes de Ampudia es la Capilla de San Ildefonso, con un retablo plateresco de principios del siglo XVI.

El Museo de Arte Sacro está situado en el Antiguo Convento de San Francisco, que el Duque de Lerma fundó en el siglo XVIII. De la construcción original sólo se conserva la iglesia. En el museo tendrás la oportunidad de ver piezas artísticas con un valor incalculable y una gran riqueza patrimonial. Obras orfebres, pictóricas y escultóricas que van desde el siglo XII hasta el siglo XVIII. También guarda una colección muy amplia de ropajes de otra época.

Ruta por Palencia: Carrión de los Condes

Si quieres aprovechar al máximo tu escapada por la provincia de Palencia, te recomendamos visitar Carrión de los Condes, situado a 75 kilómetros de Ampudia. Una de las visitas imprescindibles en la localidad es la Casa del Águila. También debes acercarte hasta la calle Historiador Ramírez, donde se conservan 150 metros de la antigua muralla, además de dos cubos de gran tamaño.

El Monasterio de San Zoilo es el monumento más importante de Carrión de los Condes, en la actualidad reconvertido en hotel. Aún así, se pueden visitar la iglesia y el claustro renacentista. En la primera mitad del siglo XVI los Condes de Carrión se lo dedicaron a San Zoilo. Su fama se debe a que los monjes cluniacenses daban pan y vino a los peregrinos que hacían la Ruta Jacobea.

Platos típicos de Palencia

A la hora de visitar un determinado lugar es importante sumergirse en la cultura de la zona, y nada mejor para hacerlo que probar los platos más típicos de su gastronomía.

En primer lugar, el conocido como lechazo churro, que se utiliza para elaborar el lechazo asado tradicional de Castillo y León. Se trata de un cordero lechal de la raza churra que pesa entre 10 y 12 kilos. Su textura es muy jugosa y suave, y tiene un sabor delicioso. Se prepara asado al horno en recipiente de barro.

En segundo lugar, la menestra palentina es un plato de cuchara que se elabora con pimiento verde, cebolla, ajo, tomate, carne de guisar, guisantes, judías, verdes, champiñones, zanahorias y alcachofas. Se suele servir adornada con espárragos, pimiento morrón y huevos cocidos.

Y, en tercer y último lugar, las lentejas pardinas de Tierra de Campos. Son legumbres de pequeño tamaño de color terroso que se preparan como cocidos, ensaladas o incluso platos de pasta.

Como puedes comprobar, elegir Ampudia como destino para hacer una escapada es un gran acierto. Disfrutarás de su arte, su cultura y su gastronomía.

Buscar

¿En qué estas interesado? Explora lugares maravillosos adaptados a tus necesidades.