Salamanca es una provincia ubicada en el sudoeste de la comunidad autónoma de Castilla y León, y en ella hay pueblos preciosos. Es la provincia más grande de España y tiene nada más y nada menos que 362 municipios, muchos de los cuales cuentan con un patrimonio histórico y cultural muy rico. Si te apetece hacer una escapada rural de fin de semana, a continuación te contamos los pueblos más interesantes de la provincia.

 

Los pueblos más bonitos de la provincia de Salamanca

La Alberca

La Alberca es para muchos el pueblo más bonito de la provincia de Salamanca, y en cuanto la conozcas entenderás por qué. Declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1940, fue el primer pueblo de España en conseguir esta mención. Conserva la arquitectura tradicional de la Sierra de Francia intacta, y desde el municipio se puede acceder al Santuario de la Virgen de Peña, situado a 1.723 metros de altitud.

Miranda del Castañar

La Sierra de Francia es uno de los espacios naturales más conocidos y visitados de España, y Miranda del Castañar se encuentra en la comarca de la Sierra de Francia. Un destino muy recomendable para una escapada de fin de semana, con muchos monumentos que visitar. El castillo es el emblema principal de la localidad, construido en el siglo XIV sobre los restos de una antigua fortaleza. La Duquesa de Alba lo donó a la Villa a mediados del siglo XX y en la actualidad pertenece a manos privadas.

Miranda del CastañarCandelario

Candelario se encuentra en la comarca de la Sierra de Béjar. Con una población de poco más de 900 habitantes, el pueblo está declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico. Algo que llama mucho la atención de Candelario es el estado de conservación tan bueno que tiene la arquitectura popular, de forma que pasear por sus calles es como hacer un viaje en el tiempo a otra época. El monumento más importante es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, con un retablo de estilo barroco impresionante.

Ciudad Rodrigo

Ciudad Rodrigo es uno de estos lugares que todo el mundo debería ver al menos una vez en la vida. A pesar de su pequeño tamaño, el pueblo está cargado de historia y cultura, y tiene muchos monumentos que bien merecen una visita. El Castillo de Enrique II es uno de sus grandes emblemas, construido por Enroque II en la segunda mitad del siglo XIV. También es interesante la Catedral de Santa, cuya edificación data de los siglos XII al XIV, y es de estilo románico y gótico.

Mogarraz

Situado en la comarca de la Sierra de Francia y muy cerca de Ciudad Rodrigo, Mogarraz es un destino maravilloso para descansar y desconectar de la rutina. Con un marcado carácter medieval, te enamorarás de las fachadas repletas de mampostería y entramados. Lo mejor es olvidarse del plano y perderse por las estrechas callejuelas de piedra para exprimir al máximo la visita.

Todos son pueblos de Salamanca con encanto que te recomendamos visitar si tienes pensado hacer turismo por esta provincia de Castilla y León.