Seguramente te hayas preguntado en más de una ocasión cómo elegir el aceite para freidora hostelería. De hecho, es una cuestión más habitual de lo que se cree, porque existen diferentes factores que entran en la ecuación y que están relacionados con la calidad, con el coste, con la duración y con los sabores y nutrientes. Si bien no tenemos la respuesta exacta, porque todo dependerá también del uso que le des a esta máquina y del tipo de comida, sí que hay algunos consejos que queremos compartir contigo.

Elegir aceite para freidora hostelería: una cuestión compleja

En los hogares, se da preferencia al aceite de oliva sobre cualquier otro tipo de grasa vegetal. Su calidad, así como su contenido en los beneficiosos ácidos grasos monoinsaturados lo convierten en el predilecto en las mesas. Sin embargo, muchos locales argumentan que en su caso, el coste que tiene es demasiado elevado, y no pueden colocarlo en las freidoras. Sin embargo, esto no es del todo cierto.

aceite para freidora hosteleriia

En el caso del aceite de oliva, las cualidades que se mantienen intactas hasta los 200 grados de temperatura, hacen que se pueda utilizar muchas más veces que otro tipo de aceite sin que pierda sus propiedades. ¿Qué significa esto? Que llenando la freidora con un aceite más económico pero que tendrás que cambiar más a menudo, al final las cuentas serán las mismas, o incluso estarás pagando más por elegir uno que no sea de oliva.

Otro de los aceites preferidos al elegir el aceite para freidora hostelería es el aceite de girasol alto oleico. Con este tipo de grasa vegetal se consigue una alta calidad, ya que su composición incluye ácidos grasos monoinsaturados (incluso en mayor cantidad que el de oliva en algunos casos). Los que se decantan por esta opción dentro del mundo de la restauración destacan que es mucho más suave y que en algunas preparaciones cuyo sabor no es demasiado intenso queda mucho mejor que la variante de oliva.

Cambiar el aceite de las freidoras en hosteleria

Sin embargo, es casi tan importante elegir el aceite para freidora hostelería como el momento de cambiarlo. Tanto así que podrías estar incrementando el riesgo de acrilamida del que hemos hablado en nuestro blog, así como que tus platos tengan aromas y sabores mezclados reduciendo considerablemente su calidad. Por esa razón, la recomendación es la de sustituir el aceite cuando se aprecie cualquier cambio: en el color, en su capacidad de escurrido o en el aroma. Esperar a que se forme espuma o se queme no es una buena idea.

Recuerda que en Dónde Comer Sano somos una plataforma que potencia la salud y el cuidado del medioambiente en el mundo de la restauración. Si tienes un local de hostelería puedes contactarnos sin compromiso, ya que podemos ofrecerte servicios de reciclaje de tu aceite, gestión de filtros de cocina y una avanzada plataforma de marketing digital.