Las diferencias entre jamón de Guijuelo y jamón de Jabugo suelen ser un tema que da para arduos debates. Ocurre un poco como con el vino. Es un asunto complejo, que tiene mucho que ver con el gusto de cada cual. Pero es verdad que hay unas características en la elaboración que distinguen a uno de los otros. Y que como consumidores podemos conocer. Y eso es precisamente lo que nos proponemos hoy. Contarte en qué se parecen y en qué no se parecen los que probablemente sean los jamones Un Jamón con D.O.P. Jabugo te garantiza 100% ibérico, etiqueta negra. Los Guijuelo permiten cruce de raza y también comercializan etiqueta roja bajo la D.O.P. Guijuelo. ¿Preparado?

 

Jamón de Guijuelo o Jabugo ¿cuáles son las diferencias?

En realidad, hay muchas más diferencias de las que crees entre un jamón de Guijuelo o Jabugo. Podríamos hablar de varios grandes bloques: origen del producto, proceso de maduración, proceso de salazón. A continuación exponemos con mayor detalle cada uno de esos epígrafes.

Origen del producto: jamón de Guijuelo o Jabugo

El origen distingue desde el principio a ambos jamones. De hecho, los jamones de Guijuelo son una denominación de origen como tal. Es decir, hay un consejo regulador de la zona que garantiza los cerdos se crían en la misma y controla la calidad de las distintas presentaciones del producto. En el caso del jamón Jabugo, no es una denominación de origen, sino que pertenecen a la D.O. de Huelva, que también tiene su propio consejo regulador que es el que vela por la calidad de los mismos.

Diferencias en el proceso de maduración

El proceso de elaboración de los jamones ibéricos tiene cuatro etapas: selección, salazón, reposo y secado o maduración. En el caso de la comparativa entre entre jamón de Guijuelo o Jabugo, hay diferencias importantes en la segunda y en la última. Hablando de la maduración, generalmente los jamones de Guijuelo tienen un proceso más largo, cuya duración media es de 36 meses -aunque llegan hasta los 48-. La media en el caso de los jamones Jabugo es de 30 meses.

Diferencias en el proceso de salazón

Respecto al proceso de salazón, también hay diferencias notables. De hecho, aunque ambos comparten una temperatura de cámara de alrededor de 4º, mientras que el tiempo de salazón de Jabugo es de  entre 1 y 1,5 días por kilo de peso, en el caso de Guijuelo es de 0,60 a 0,90 días por kilo.

En nuestro caso, al ser una plataforma castellano-leonesa, vamos a promover el jamón de nuestra tierra, el jamón de Guijuelo. Elegir aquellos productos que son de cercanía no solo permite que la economía de la región se dinamice, sino que también se evitan transportes innecesarios, con las emisiones que los mismos suponen.